Publicado: 13 de Octubre de 2016

Es difícil llevar a cabo el mantenimiento de las tuberias del hogar. Diariamente hay malos olores, escapes de agua y obstrucciones que dificultan no sólo el mantenimiento en sí sino también su cuidado. Limpiar tuberias es muy importante para evitar problemas en un futuro.

Generalmente las tuberias, y en especial aquellas cuya instalación data de hace tiempo atrás, siempre corren el riesgo de deteriorarse con el paso del tiempo. Otra cosa que deteriora las tuberias, y que muchas veces no nos damos cuenta, es deshacerse de ciertos residuos. Para limpiar tuberias y afrontar esto es necesario cuidar y limpiar las tuberias con constancia. Si queremos evitar en un futuro inconvenientes hay que hacer una revisión y limpiar tuberias una vez al mes.

Lo primero que debemos pensar es que no se puede tirar ningún desperdicio por el desagüe y que en el baño se acumula mucho pelo en los desagües, por eso debemos utilizar productos específicos para limpiar tuberias. Porque si se hace esto, lo más probable es que formen una mezcla con la cal u otros sedimentos que se encuentran en el agua que, unidos a lo que se arroja por los desagües, va a producir que las tuberias se atasquen irremisiblemente. Los desatascadores químicos al tratar con ellos hay que hacerlo con cuidado ya que son tóxicos. Si tenemos atascado el fregadero con algún objeto, lo podemos desatascar si echamos por el desagüe agua caliente.

A parte del desatascador químico para limpiar tuberias existe el desatascador manual. Debes presionarlo sobre las rendijas del desagüe para que funcione correctamente. De esta forma podrás retirar los restos de suciedad o comida causantes de la obstrucción.

QUÉ HACER PARA QUE LAS TUBERIAS NO VAYAN LENTAS

- No tires aceite por el desagüe.
- Recoge los deshechos de comida cuando laves lo platos.
- Recoge los pelos del desagüe cuando te duches.
- Por el WC tira sólo papel de baño.
- No tires sustancias químicas como pintura y disolventes.

Más información